Escucha esta nota aquí

Empezó el proceso de inscripción para la gestión escolar 2015 y con ellos las denuncias de supuestos cobros por un cupo en los establecimientos educativos. En la unidad educativa San Cayetano tuvo que intervenir la Fejuve para mediar en un conflicto que mantenía enfrentado a los padres de familias con el director del establecimiento educativo.

Los padres de familia de la unidad educativa San Cayetano, de la zona Virgen de Luján, denunciaron que el director, Eduardo Vallejos, estaba cobrando 200 bolivianos para inscribir a los estudiantes de kínder. “El lunes nos estaban pidiendo 200 bolivianos, todo el año redondo es plata, ya no queremos pagar un peso más, los padres no lo vamos a permitir”, dijo Viviana C, una madre de familia que protestaba este martes en la escuela.

El director de la unidad educativa San Cayetano, Eduardo Vallejos, desmintió el cobro y aseguró que las inscripciones se realizan con normalidad y son gratuitas. “No hay ningún tipo de cobro, las inscripciones son gratuitas. Hemos repartido 1.200 RUDES (Registro Único de Estudiantes), el lunes no se cobró absolutamente a nadie como dicen algunas personas”, informó Vellejos.

Otra protesta se registró en la unidad educativa Elfi Ribero de Barbery. En el lugar, varias madres denunciaron una supuesta venta de espacios y el favorecimiento de allegados al director del establecimiento educativo para kínder. “El lunes nos dijeron que no iban a repartir tiques y hoy martes vinimos para inscribir a nuestros hijos y el director nos dice que ya no hay espacio; acá hay algo irregular”, protestaba Yanine Pedriel.

Juan José Guallani, director del establecimiento educativo Elfi Ribero, a tiempo de descartar las denuncias, indicó que se entregaron 60 tiques bajo la supervisión de la junta escolar. “La unidad educativa solo cuenta con dos aulas, hay una resolución que indica que no pueden haber más de 30 estudiantes por aulas, se cumplió el cupo y no podemos inscribir a más”, declaró Guallani.

La situación se repite en otros establecimientos educativos fiscales y de convenio en donde los padres de familia insisten en inscribir a sus menores.

Técnicos de la Dirección Departamental de Educación (DDE) se encuentran visitando las unidades educativas para verificar la demanda de cupos y evitar que no se realice ningún tipo de cobro al momento de la inscripción.