Escucha esta nota aquí

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Chile, Michelle Bachelet, abordaron este jueves en Costa Rica "sin exclusiones" la agenda bilateral de 13 puntos, que incluye la reivindicación marítima boliviana, aseguró hoy el ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca.

"El canciller de Chile va a contrasentido. Parece que no existe
una buena comunicación con su presidenta", señaló el canciller boliviano.

Choquehuanca, que acompaña a Morales en la Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac) que se celebró hasta este jueves en el país centroamericano, dijo a la agencia ABI que los mandatarios hablaron de "la posibilidad de retomar la agenda de los 13 puntos, sin exclusiones".

La agenda de los 13 puntos es una hoja de ruta acordada por ambos
países en 2006 y que incluye, en uno de sus apartados, la reivindicación marítima de Bolivia hacia Chile de recuperar un acceso soberano al Pacífico, tras perder su litoral en una guerra en el siglo XIX.

Según dijo este jueves el canciller chileno, "evidentemente el
asunto marítimo está radicado en La Haya y permanece allí. Eso no
significa que no podamos conversar sobre materias que son de interés
común
de los dos países".

La agenda de trece puntos, que por primera vez incluía la
aspiración de Bolivia
de un acceso al mar, fue acordada en 2006,
pero el diálogo se enfrió tras la llegada de Sebastián Piñera a la
presidencia de Chile en 2010 y se congeló en 2013 cuando Bolivia
presentó la demanda en la CIJ.

Bolivia demandó el año pasado a Chile ante la Corte Internacional
de Justicia (CIJ) para que ese país se siente a negociar en firme y de
buena fe una solución a la centenaria reivindicación marítima
boliviana. 

Chile, que considera que todos los asuntos limítrofes con Bolivia
están resueltos desde 1904, cuando ambos países suscribieron un
tratado de paz y amistad, objetó la competencia de La Haya para
pronunciarse sobre el asunto, por tratarse de un litigio resuelto a
través de un tratado antes de la creación del tribunal, en 1948.

Mientras se espera que la Corte se pronuncie a mediados de año
sobre esa objeción, ambos países han desarrollado campañas
internacionales para difundir sus argumentos.