Escucha esta nota aquí

Después de seis días de haberse iniciado el traslado de gremiales informales de Los Pozos al nuevo centro de abastecimiento, que está ubicado en la avenida Alemana, entre el séptimo y octavo anillo, ayer dicho mercado abrió sus puertas al público, para la tranquilidad de los comerciantes que ya estaban sufriendo pérdidas.

Desde tempranas horas se observó a los clientes, especialmente amas de casa, comprando frutas, verduras, queso, lácteos y granos. 
Los productos están expuestos más a la vista y los clientes, que llegaron de diferentes barrios, compraban todo lo necesario para que no les falte nada en este feriado largo.

En el sector del comedor también se vio a bastante clientela, mientras que en el área del snack, un grupo de electricistas instalaban las conexiones que faltaban.

Rosmery Costa, vecina, hasta el viernes era una clienta asidua del mercado distrital Los Pozos, pero desde que el nuevo mercado empezó a funcionar, ella decidió cambiar su ruta hacia el norte para hacer sus compras en este nuevo centro, pues le queda más cerca. “Me queda más cerca y tardo menos tiempo en llegar”, dijo la mujer, que salía cargando bolsas de choclos, zapallo y arroz.

Según las autoridades municipales, hasta ayer el nuevo mercado albergaba a 3.254 comerciantes en sus ambientes. 

En el bloque que está sobre la av. Alemania ayer se observó a pocos compradores. Ahí están asentados vendedores de zapatos, de ropa americana (usada), de pan, ferreteros y relojeros. 

Aún se observa desorganización; sin embargo, el administrador de este mercado minorista, Fabricio Franzhek, anunció que desde el lunes se empezará a reubicar a los comerciantes por sector, además, se registrará a cada uno de ellos en un sistema biométrico a fin de detectar si tienen más de un puesto.

A decir de las autoridades municipales, hay quejas de que al menos el 80% de los puestos de venta del nuevo mercado han sido copados por los afiliados de la Federación de Gremiales Independientes, que dirige Rodolfo Ochoa.

Dan ultimátum

Hay tres sectores que están movilizados porque no lograron acceder a ningún puesto en el nuevo mercado. Se trata de vendedores independientes, de las asociaciones 6 de Agosto (que tiene 120 afiliados) y 23 de Marzo (con más de 200 asociados).

A decir de Aurora Vargas, Maritza Limachi (de la Asociación 23 de Marzo) y de Rosmery Peredo (de la 6 de Agosto), si hasta el martes la comuna no les asigna puestos dentro de las nuevas instalaciones, volverán a asentarse en las calles aledañas del mercado distrital Los Pozos, de la zona céntrica de la ciudad.

“Estamos dispuestos a entregar nuestra vida por defender nuestros puestos de venta, nos crucificaremos y vamos a movilizarnos hasta que nos entreguen puestos en este nuevo mercado”, expresó entre lágrimas doña Aurora, quien aseguró que desde hace un año y medio estuvieron reuniéndose con las autoridades municipales para organizar y consensuar el traslado. 

El jueves por la noche y ayer por la madrugada hubo enfrentamientos entre los comerciantes sin puestos y los que ya están instalados en el minorista. Producto de esa refriega, mesas de madera y metálicas ayer se encontraban arrojadas en medio del canal de drenaje de la av. Alemania.