Escucha esta nota aquí

El presidente Barack Obama no estaba invitado a la boda de Stephanie y Brian Tobe que se celebraría en un campo de golf de California (oeste), pero justo estaba ahí haciendo deporte.

Durante su visita a California, el presidente jugó de un partido de golf en el campo Torrey Pines, donde los novios estaban por iniciar la ceremonia de su matrimonio.

"Vimos las das dos camionetas del Servicio Secreto, por lo que supimos que estaba en el campo" dijo el novio al canal KGTV.

Al darse cuenta de quién era la persona que estaba en el lugar de la boda, pensaron en retrasar la ceremonia y esperar a que el presidente terminara el hoyo 18.

Al final los novios decidieron entrar al campo en busca de Obama con quien lograron tomarse varias fotografías. "Fue muy amable y cortés, especialmente con la pareja", dijo el fotógrafo Jeff Youngren.

Mas tarde, la novia relató el encuentro en su blog y mencionó que "fue un momento que ninguno de nosotros olvidará jamás".