Escucha esta nota aquí

El Juzgado Segundo Anticorrupción dispuso la detención domiciliaria para Julio Kjari, exabogado de la Unidad Jurídica de Yacimientos Petrolíferos Bolivianos (YPFB), implicado en presuntas irregulares en el proceso de adjudicación de tres taladros a la empresa italiana Drillmec por un valor de 148,8 millones de dólares.

"Tengo entendido que la anterior semana le dieron la cesación al doctor Kjari", informó a ANF Roger Valverde, abogado de una de las partes implicadas en este caso.

El abogado dijo que corresponde que las otras personas aún detenidas por este caso también vayan pidiendo su liberación porque ya concluyeron los plazos procesales y no hay nada más que investigar ni razón para que sigan detenidos. Para Valverde, en este caso no se logró demostrar que hubo daño económico.

Kjari fue uno de los primeros detenidos en junio 2017, junto a él también fueron encarcelados el exdirector interino de Operaciones de Perforación, Bismarck Serrano Parada; el exgerente de Perforación Corporativa, David Pérez Alba; y los abogados de la Unidad Jurídica de YPFB, Félix Bustos Martin y Gisel Siles Roca.

Además de Kjari, anteriormente salieron de la cárcel con medidas sustitutivas Félix Bustos y David Pérez. Otro sindicado que cumple con la detención domiciliaria es el expresidente de YPFB, Guillermo Achá.

Por este caso también fueron procesadas y detenidas la exgerente Legal Corporativa de YPFB Andina, Carmen Lola Tellería y la exGerente Legal de YPFB, Cynthia Novillo.