Escucha esta nota aquí

"Hoy asumimos este desafío con profundo compromiso con nuestra amada patria, con nuestro hermano Presidente (Evo Morales) y con nuestro nuevo Ministro de Defensa", remarcó Aramayo tras ser posesionado.

La nueva autoridad se comprometió a realizar su trabajo "como un soldado" al servicio de la patria, demostrando constancia, lealtad y honestidad en el ejercicio de sus funciones.

"Estamos acostumbrados a las exigencias de la responsabilidad, y estoy seguro que sabremos presentar las mejores recomendaciones a nuestro Ministro (de Defensa) para que la administración de nuestras Fuerzas Armadas sean las más oportunas", agregó.

Por su parte, el Ministro de Defensa destacó que en la actual coyuntura que traviesa el Estado boliviano, de crecimiento económico y estabilidad política, "es un alto honor" para cualquier ciudadano asumir cargos públicos que exigen un mayor compromiso con el desarrollo de la patria.

"Es un orgullo asumir estas responsabilidades, porque a diferencia del pasado, en el viejo Estado republicano, ahora en el nuevo Estado plurinacional, hay avances importantes en todo ámbito", subrayó.

En ese sentido, Ledezma advirtió que su gestión al mando del Ministerio de Defensa "no tolerará" y "cortará con navaja" cualquier hecho de corrupción, "sea quien sea y venga de donde venga".