Escucha esta nota aquí

"No es debate", refutó el vicepresidente Álvaro García Linera ante la insistencia de periodistas del Perú sobre la estadía del exasesor de Ollanta Humala y empresario Martín Belaunde, que busca refugio político en Bolivia

La autoridad señaló que "Bolivia no protegerá nunca a personas acusadas de corrupción, ni en Bolivia ni en otro país del mundo. Es más, hemos denunciado como personas corruptas aquí han huido a otros países y han logrado protección". 

Además, el vicepresidente boliviano agregó que "se será respetuoso de los procedimientos para las peticiones de pedido de refugio, que establece convocatoria, citación, se emite resolución, la persona tiene un tiempo para apelar la resolución. Nosotros vamos a respetar y aplicar ese procedimiento". 

Sin embargo, García Linera consideró "secundario e innecesario" hablar del paradero actual de Belaunde. Luego, se molestó con los periodistas que llegaron del Perú que insistieron en conocer la ubicación del exasesor. 

Llegan autoridades peruanas 

Esta noche arribarán al país el procurador ad hoc del Caso Belaunde, Joel Segura y el director general de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Roger Rodríguez Santander; el jefe de Interpol Perú, coronel PNP Luis Bisso; y funcionarios de Migraciones y de Extranjería.

La autoridad que tiene la misión de repatriar al prófugo señaló que "su función es tratar el tema desde un punto estrictamente jurídico, este no es un tratamiento político. Lo que vamos a hacer es informar que este señor en el Perú está siguiendo un proceso con las garantías de la ley". 

Los datos indican que Belaunde ingresó a Bolivia el 1 de diciembre y dos semanas después, presentó una solicitud ante la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) de refugio, señalando ser un perseguido político en el Perú. Al momento se desconoce su paradero.