Opinión

... Cara a cara

El Deber Hace 10/13/2018 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Argentina y el gas boliviano. Autoridades energéticas de Argentina acaban de anunciar que máximo en dos años ya no necesitarán gas boliviano, por eso hacen gestiones ante el Gobierno de Evo Morales para reducir la demanda de envíos. El secretario de Energía, Javier Iguacel, explicó que para enfrentar la crisis se decidió disminuir la dependencia del gas natural importado. Sabe que hay un contrato a largo plazo con Bolivia, pero buscarán readecuarlo a los intereses de ambos países. Para Argentina, Bolivia no estaba enviando los 22 millones de metros cúbicos diarios comprometidos y que en base a esa realidad hallan oportuno discutir el tema. Sin embargo, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, ratificó que el contrato de venta de gas con Argentina está garantizado y que se lo cumple a plenitud, porque se tiene la reserva suficiente para cumplirlo hasta el 2026. Recordó que Argentina debe cerca de $us 50 millones en intereses acumulados, entre el 2007 y 2017, y la deuda por ese concepto, en 2018, es de $us 5,4 millones. Bolivia anticipa que hará respetar el contrato y que ninguna de las partes puede suspenderlo de forma unilateral. Las tensiones por el gas entre autoridades bolivianas y argentinas vienen de hace rato, una alerta que va más allá de tener garantizadas las reservas gasíferas.

Las becas nucleares. Seis profesionales bolivianos, cinco ingenieros químicos y un físico, viajarán a Rusia a especializarse en tecnología nuclear, con el propósito de garantizar la operatividad del Centro de Investigación Nuclear que se construye en la ciudad de El Alto. Van por tres años, dos de maestría y uno de especialización en física y tecnología nuclear, ingeniería nuclear y física térmica. Los costos de las becas son financiados por el Gobierno nacional y Rusia. Habrá más oportunidades de becas, anuncian una nueva preselección hasta completar al menos 200 cupos.