Escucha esta nota aquí

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, aseguró el viernes que la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo y la candidata del oficialismo a la Gobernación de La Paz, Felipa Huanca, defenderán "su buen accionar" en el manejo del Fondo Indígena, en el que se denunciaron indicios de corrupción.

En la sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), García Linera se refirió a la solicitud de interpelación contra Achacollo, por una auditoría de la Contraloría al Fondo Indígena, que detectó un daño económico al Estado de 71 millones de bolivianos en 153 proyectos no ejecutados, pero que recibieron recursos públicos como parte de pagos anticipados.

"Por supuesto estoy seguro que va a ir la ministra con toda la información requerida para aclarar lo sucedido", respaldó el vicepresidente.

Recordó que la ministra de Desarrollo Rural fue quien solicitó que se investigue un conjunto de irregularidades en el Fondo Indígena, razón por la cual podrá explicar con "lujo de detalles" los procedimientos y los pasos que cumplió.

Respecto a las denuncias contra Huanca, candidata a gobernadora de La Paz por el Movimiento Al Socialismo y dirigente de la organización de mujeres campesinas Bartolina Sisa, García Linera sostuvo que "tiene todos los descargos al alcance" y que en los próximos días convocará a la prensa para mostrar sus descargos.

"Estamos seguros de que la compañera no tiene absolutamente ningún tipo de problema. No confundan, de decenas de proyectos o centenares de proyectos, la mayor parte está bien ejecutado, pero hay una parte que no está bien resuelto, no está concluida o no está bien observado en sus temas legales", sustentó.

El vicepresidente boliviano expresó su confianza en que Huanca evidenciará los descargos y seguirá adelante con la candidatura para la Gobernación de La Paz para los comicios del 29 de marzo próximo.

Cambios y sanciones

El vicemandatario, también sostuvo que éste debe mantenerse al ser una conquista del movimiento campesino, pero que debe tener una renovación y reestructuración.

"Habrá que sancionar penalmente como corresponde, pero el Fondo debe mantenerse, con una mirada renovada, más transparente, tiene que mantenerse como un fondo, con unos recursos que no están tanto bajo la administración o la conducción administrativa de las organizaciones sino están bajo la conducción general deliberativa de las organizaciones sociales", señaló Linera.

En ese sentido, García Linera propuso que, a futuro, la administración de este fondo se reestructure, donde un Consejo defina el tipo de obras y otra estructura administrativa ejecute las obras.

"El Fondo Indígena tiene que mantenerse porque es una conquista del pueblo boliviano, es una conquista de la lucha del movimiento indígena originario campesino. Se ha usado y tiene que seguirse usando en temas que favorezcan a los pueblos indígenas", manifestó el vicemandatario en conferencia de prensa.

Sus declaraciones se dan en torno a un informe de auditoría del Contralor General del Estado, Gabriel Herbas, que constata un daño económico al Estado por más de 71 millones de bolivianos en 153 proyectos financiados por el Fondo Indígena.

Según publicó este viernes EL DEBER, en su edición impresa, más de
Bs 68,3 millones de los recursos del Fondo para los Pueblos Indígenas Originarios y Comunidades Campesinas (Fondo Indígena) fueron a parar a 148 cuentas individuales que se abrieron en cinco entidades financieras del país.