Escucha esta nota aquí

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acercó la posibilidad de una guerra comercial con China al anunciar la imposición de aranceles por valor de hasta “60.000 millones de dólares” a muchas importaciones chinas y exigió que el déficit comercial de Washington con Pekín se reduzca un 25%.

Washington anunció también que eximirá de esos aranceles globales a la UE, Australia, Argentina, Brasil y Corea del Sur, además de sus socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), Canadá y México. 

El índice Dow Jones aceleró sus pérdidas en Wall Street al acercarse el fin de la sesión luego que Estados Unidos impusiera sanciones comerciales a China.

A 15 minutos del cierre, el Dow bajaba un 3%, el Nasdaq cedía el 2,37% y el S&P 500 perdía un 2,57%.

China, que es el segundo socio comercial de EEUU, por detrás de la Unión Europea (UE), advirtió de que tomará “todas las medidas necesarias” para no salir perjudicado por las medidas de Trump.

El anuncio de ayer se suma a los polémicos aranceles globales al aluminio y al acero anunciados por Trump, que también afectan a Pekín y se calculan en 33.000 millones de dólares.

El Gobierno de Trump también prevé anunciar en los próximos meses restricciones a la inversión china en EEUU, además de demandar al gigante asiático ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por sus supuestas prácticas discriminatorias.

“Hay un tremendo robo de propiedad intelectual, cientos de miles de millones de dólares cada año”, aseguró Trump, al firmar una orden que instruye a su Gobierno imponer esas medidas.

Los aranceles, que según la Casa Blanca pueden afectar a unos 1.300 tipos de productos chinos, suponen la medida más dura que el Gobierno de Donald Trump ha impuesto hasta ahora a China, y el gigante asiático ya ha amenazado con posibles represalias.

“Nuestro déficit (con China) es el mayor déficit de ningún país en la historia del mundo, está fuera de control”, aseguró Trump.

 Agregó que los aranceles pueden afectar a productos chinos por valor de “alrededor de 60.000 millones de dólares”, una cifra superior a los 50.000 millones de dólares adelantada poco antes por la Casa Blanca, algo que pareció sorprender a su propio secretario de Comercio, Wilbur Ross, presente en el acto.

El presidente dijo que, en paralelo a esa medida, ha exigido a China que reduzca el déficit que tiene EEUU respecto al gigante asiático, que Trump cifró en unos 500.000 millones de dólares anuales. “He pedido a China reducir el déficit en 100.000 millones de dólares, eso sería el 25%  o quizá incluso más. Tenemos que hacerlo”, indicó Trump.

Tags