Escucha esta nota aquí

La Policía logró despejar el acceso y salida de las oficinas de Parques y Jardines, en el parque Los Mangales, que se encontraba bloqueado por los chóferes del transporte interprovincial y pudo permitir que la alcaldesa de Santa Cruz, Desirée Bravo, y otros 250 funcionarios puedan salir de estas instalaciones tras varias horas de encierro.

La operación policial se produjo cerca de las 23:00 y no fue necesario el uso de gases lacrimógenos ni otros elementos persuasivos. Los efectivos arrinconaron a los manifestantes de manera pacífica y permitieron que la autoridad y los trabajadores salgan sin problemas.

La protesta, que provocó el bloqueo, tiene que ver con dos normas municipales que prohíben el ingreso de minibuses, que prestan el servicio interprovincial, al centro de la ciudad, con el propósito de aplicar un plan de descongestionamiento vehicular en zonas conflictivas como La Ramada.

El único funcionario que pudo salir antes, y fue por motivos de salud, es el ingeniero Fredy Arauco, secretario municipal de Obras Públicas, quien tuvo que ser evacuado en una ambulancia cerca de las 19:00.

Sigue la prohibición de ingreso a la urbe
?

Alberto Moreira, director de Tráfico y Transporte de la Alcaldía, informó a medios de comunicación que se presentó una denuncia en contra de los principales dirigentes que encabezan esta movilización, por los delitos de privación de libertad, amenaza, coacción, e impedir y estorbar el ejercicio de funciones públicas.

La autoridad aseguró que la prohibición seguirá siendo aplicada, y que para ello se pedirá la colaboración de la Unidad Operativa de Tránsito.

“Hasta que no haya una modificación a las normativas vigentes aplicaremos la ley con el afán de ordenar el caótico tráfico en la ciudad”, dijo Moreira.