Escucha esta nota aquí

El presidente de YPFB, Óscar Barriga, y ejecutivos de la empresa Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (IEASA), que antes era Enarsa, mantuvieron una reunión reservada entre el lunes y martes pasado en Santa Cruz.

Se desconoce los detalles del resultado de ese encuentro que se llevó adelante en la Casa Ejecutiva de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos en Las Palmas.

El embajador de Argentina en Bolivia, Normando Álvarez García, confirmó sobre la reunión bilateral, pero no sabe de los acuerdos logrados entre representantes de ambas empresas estatales.

Álvarez García dijo que por esos días no estaba en Bolivia y hace poco retorno de Buenos Aires.

El secretario de Hidrocarburos y Energía de la Gobernación de Tarija, Freddy Castrillo, por su parte, pidió a la empresa estatal divulgar los detalles de esa reunión con ejecutivos de IEASA que debían tratar temas importantes, como el contrato contractual, volúmenes de entrega y las facturas pendientes de pago por la compra de gas boliviano.

“YPFB no quiere transparentar información no solo en este tema, sino también en cuanto a las reservas de gas natural, ya que la producción sigue en caída y no hizo un nuevo descubrimiento. La situación es crítica del sector debido al fracaso de la política hidrocarburífera”, cuestionó.

A Tarija, según Castrillo, le interesa por ser el principal departamento productor de hidrocarburos, con el 55,92% del total de la producción nacional de gas natural hasta marzo de este año.