Escucha esta nota aquí

El pelotón que lideraba la decimosexta etapa del Tour de Francia 2018 fue atacado por un grupo de manifestantes que pedían se preserven las zonas agrícolas. Los ciclistas recibieron varias descargas de gas pimienta lo que obligó a que se detengan causando un escándalo de proporciones en esta competición, una de las más prestigiosas en Europa.

El director de la carrera, Christian Prudhomme, informó que a falta de 187,7 kilómetros de la línea de llegada en Bagneres de Luchon, los deportistas recibieron "algún tipo de líquido irritante que ha obligado a un buen número de ciclista a lavarse la cara".

Con abundante agua se tuvieron que lavar la cara los ciclistas afectados. Foto: Olé

El diario Olé informó que se pudo ver a los médicos del Tour distribuir con calma cápsulas de colirio para los ojos de los deportistas, entre ellos Peter Sagan, portador del maillot verde.

Momento en el que la Policía actuó para detener a los manifestantes. Foto: Olé

 

Los ciclistas debieron lavarse los ojos y utilizar productos médicos para reponerse. Foto: Olé