Escucha esta nota aquí

Se intensificó la investigación. La Dirección Nacional de Fronteras (Dinafron) es la instancia encargada de dar con las personas involucradas en el asalto armado que sufrió ayer una de las instalaciones de la Aduana Nacional de Bolivia en la localidad de Tambo Quemado.

El comandante general de Policía, Abel de la Barra, dijo que "desde que asumimos conocimiento que el puesto aduanero de Tambo Quemado, en la frontera con Chile, sufrió un asalto por un grupo de personas disconformes con la interceptación de un vehículo que trasladaba mercadería de contrabando, hemos intensificado la investigación". 

Durante la madrugada se escucharon dinamitazos y disparos con armas de grueso calibre de unas 60 personas, que ingresaron por la fuerza para llevarse mercadería que estaba incautada en los almacenes de ese recinto.

Las personas que irrumpieron portaban armas de fuego y explosivos para derribar la pared de la parte posterior del recinto aduanero con el fin de ingresar y rescatar el vehículo y las computadoras portátiles, tablet y equipos de sonido que fueron incautados por personal de Dinafron.

"Se trata de los mismos contrabandistas y personas contratadas que asaltaron ese recinto en complicidad con dirigentes que redujeron al personal de seguridad bajo las amenazas", detalló el jefe policial en conferencia de prensa.