Escucha esta nota aquí

Los 200 años del Museo del Prado se cumplirán el 19 de noviembre de 2019. Un año antes de la efeméride, se dio el pistoletazo de salida al amplio programa de actos que conmemorarán el aniversario de un centro que es “un verdadero ícono de la cultura española y universal”.

En su intervención, el rey Felipe definió al Prado como “un proyecto de memoria y de futuro que atesora el acervo cultural de los españoles y que tiene dimensión universal”.

“Es, sin duda, el gran monumental símbolo de la creatividad, la excelencia y la sensibilidad artística de nuestro país a lo largo de la Historia y un patrimonio de toda la Humanidad”, agregó. Un acto al que siguió la apertura de la exposición Museo del Prado 1819-2019. Un lugar de memoria, integrada por 168 obras que reflejan el devenir histórico de España y cómo el museo ha ido desarrollando su propia personalidad.

Junto a los clásicos, la exhibición incluye piezas de artistas contemporáneos como Renoir, Manet, Picasso o Pollock, quienes encontraron inspiración en la galería madrileña. El comisario de la muestra, Javier Portús, explicó a los reyes Felipe y Letizia las ocho etapas en las que está dividido el recorrido por los 200 años de la institución que fundó Fernando VII como museo real con poco más de 300 pinturas. Una muestra de los fondos artísticos y documentales del Prado que incluye reproducciones fotográficas, carteles, libros, gráficos, mapas, instalaciones audiovisuales e, incluso, un fragmento de una bomba incendiaria que cayó sobre el museo durante la Guerra Civil.

Parte de la historia de un centro que abrió sus puertas como museo real para mostrar al público de entonces los tesoros de las colecciones reales, a las que en 1872 se unieron las del Museo Nacional de la Trinidad, con fondos procedentes de la desamortización y que, con la revolución liberal de 1868, fue nacionalizado. La muestra abierta es probablemente “la más importante” de las celebradas en toda la historia de la institución, según dijo el director del Prado, Miguel Falomir, que animó a que la pinacoteca siga siendo una referencia en el futuro.

Tras la inauguración se descubrió el “traje” fabricado para ocultar los andamios de las fachadas del edificio Villanueva por las obras de restauración que está acometiendo el museo, telas pintadas con cuadros de algunos de sus grandes maestros como Velázquez, Rubens o El Greco. Este fin de semana, el Prado celebrará jornadas de puertas abiertas y tres pases de un espectáculo de teatro aéreo de La Fura dels Baus y una proyección de “videomapping” en una de las fachadas del museo. Unas acciones que llevarán a la calle el espectáculo de la historia del Prado abierta a los madrileños, que podrán completar su participación con la descarga de una aplicación telefónica para disfrutar de una experiencia inmersiva.