El autor del tiroteo que acabó con la vida de nueve personas en un centro universitario del estado de Oregón (EEUU) el jueves compró hasta 13 armas de manera legal y utilizó media docena en el campus.
Chris Harper Mercer, de 26 años, asesinó a tiros a nueve personas e hirió a otras siete, dos de ellas aún en estado crítico, y falleció después aparentemente en un enfrentamiento con la Policía.

Según indicó la agente del Buró de Armas y Explosivos (ATF) Celinez Núñez, el autor de los disparos en el colegio universitario de Umpqua (Roseburg, Oregón) compró todas sus armas de manera legal en los últimos tres años.

Seis de ellas fueron halladas en el campus y siete más fueron encontradas por los investigadores en su domicilio, que, según The Oregonian, compartía con su madre.

Según Nuñez, el atacante llevaba al menos un rifle, cinco cargadores y un chaleco antibalas cuando irrumpió el jueves en el centro educativo.
Las autoridades siguen intentando determinar la motivación que llevó a este joven, descrito como una persona reservada, a disparar a sangre fría a por lo menos 16 personas.

Según el Ejército estadounidense, Mercer intentó ingresar en las FFAA en 2008, pero no superó las pruebas mínimas de acceso. El autor de los disparos nació en el Reino Unido, pero creció en Estados Unidos y residió en California, antes de mudarse con su familia a Winchester (Oregón). Desde diciembre de 2012, cuando un joven con problemas mentales mató a una veintena de niños en la escuela primaria de Sandy Hook (Connecticut), la Casa Blanca ha presionado para que se eleven los controles y se limite la venta de cargadores de alta capacidad