Escucha esta nota aquí

El responsable de Educación de la Alcaldía de Warnes, Javier Yampara, firmó un acuerdo con los representantes de la junta escolar del colegio Nueva Jerusalén, que contempla la entrega de 600 pupitres para los estudiantes hasta el fin de semana.

El acuerdo llegó luego de que 300 padres de familia bloquearon por cerca de 4 horas la ruta al norte y amenazaron con tomar las instalaciones de la Alcaldía warneña.

El presidente de la junta escolar del colegio Nueva Jerusalén, Daniel Canaviri, explicó que la Alcaldía se comprometió entregar 600 pupitres hasta el sábado y aunque no da solución a todas las necesidades del colegio, ven un avance.

“Los muebles ya iban a ser entregados a inicios de año, pero como venía desde Concepción tardó porque la Autoridad de Bosques y Tierra puso trabas. Es un problema de la anterior gestión y hasta el sábado entregaremos 600 pupitres”, dijo Yampara.

Vigilia en la Alcaldía de Warnes
?

Los padres de familia de la urbanización Pentaguazú 1 levantaron el bloque en el kilómetro 18 de la carretera al norte a las 10:00  y determinaron marchar hacia Warnes con el fin de tomar la Alcaldía porque ninguna autoridad atendió su demanda.

"Mantendremos una vigilia en las puertas de la Alcaldía hasta que nos den una solución a la falta de pupitres. Somos cerca de 200 padres que exigimos una solución", indicó el presidente de la junta escolar del colegio Nueva Jerusalén, Daniel Canaviri.

El tráfico en la ruta al norte se normaliza y cientos de motorizados parados en ambos lados del punto de bloqueo continúan su recorrido para llegar a destino, informó el corresponsal de EL DEBER, Yhamani Mayán.

El comandante de la Policía de Warnes, coronel Constantino Sejas, explicó que desplegó 12 uniformados en el lugar para prevenir enfrentamientos.

Bloqueo en el Km 18

Canaviri, explicó que cerca de 1.000 niños pasan clases sentados en el suelo ante la falta de bancos en la unidad educativa, que fue inaugurada a inicios de año por el vicepresidente Álvaro García Linera.

La madre de familia Fátima Claure manifestó que desde el inicio de las clases los niños no tienen asientos y algunos padres compraron unos pocos por su cuenta para una parte de los estudiantes.

Canaviri dijo que las medidas de presión continuarán hasta que la alcaldesa de Warnes, Aide Camacho, atienda su demanda.

La medida de presión afectó a cientos de pasajeros que día a día se trasladan desde las provincias del norte hasta la ciudad capital para realizar actividades educativas y laborales. Hasta las 10:00 ninguna autoridad de Warnes se presentó al lugar y la fila de motorizados a ambos lados del punto de bloqueo llegaba a casi un kilómetro, explicó Mayán.