Escucha esta nota aquí

Petrobras es una bomba de corrupción y acaba de estallar en el rostro de la clase política brasileña, con altos costos para el Gobierno de Dilma Rousseff. La Corte Suprema de Brasil autorizó ayer investigar a 12 senadores y 22 diputados por el escándalo de corrupción en Petrobras, entre ellos a los presidentes de ambas cámaras, que integran la coalición del Gobierno de Rousseff. En una de las 21 investigaciones solicitadas, la mandataria es citada como beneficiaria indirecta de la red de corrupción, pero el procurador general de la República, Rodrigo Janot, alegó que no tiene competencia para investigarla.

En total, la resolución judicial habilita a la fiscalía general a poner bajo la lupa a 49 autoridades actuales y personas que ejercieron cargos públicos en el pasado, informó la procuraduría que estará a cargo de las pesquisas.

La lista de investigados incluye a Renán Calheiros, presidente del Senado y del Congreso, y a Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados, ambos del PMDB, un aliado clave del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

En la lista también están el expresidente brasileño Fernando Collor y cuatro exministros de Rousseff: los senadores Edson Lobao (Minas y Energía) y Gleisi Hoffmann (Presidencia); el exdiputado Mario Negromonte (Ciudades) y Antonio Palocci (Presidencia).

"La instauración de investigaciones fue considerada viable porque hay indicios de ilegalidad", dijo en un comunicado la Corte Suprema, citando al ministro que lleva la causa, Teori Zavascki.

El submundo de delitos que se enquistó en Petrobras asoció a algunas de las mayores empresas del país con directivos de la petrolera, en un aceitado mecanismo de sobornos para manipular licitaciones de la estatal, desvíos de fondos y lavado de dinero que movió unos $us 4.000 millones en la última década.

"Daré todas las explicaciones a la luz del día y prestaré las informaciones que la justicia desee. Mis relaciones con el poder público nunca ultrapasaron los límites institucionales", reaccionó Calheiros en un comunicado.

"Transparencia y nada que temer", señaló por su lado el jefe de la Cámara baja en su cuenta de Twitter, poco antes de la divulgación de la lista.

El PT aseguró ayer que "todas las donaciones que recibe son legales" y que "se enorgullece de liderar gobiernos que combaten implacablemente la corrupción".

La bautizada "lista de Janot", en referencia al procurador general Rodrigo Janot, que presentó los pedidos a la Corte Suprema aprobados este viernes, causó zozobra e irritación en el Congreso y desató una tormenta política entre el gobierno y sus aliados.

El efecto sobre la imagen pública de los políticos salpicados por la investigación podría agriar aún más la relación entre el PT, y el PMDB, que es considerado el "partido de la gobernabilidad" por la estructura legislativa que aporta.

Según las declaraciones que hicieron algunos acusados a cambio de una reducción de sus eventuales condenas, que fueron filtradas a la prensa, los fondos desviados fueron destinados a cuentas personales o para financiar a partidos políticos.

De acuerdo con lo que se desprende de las distintas causas, el pago estipulado para los directivos de la estatal y los operadores políticos variaba entre 1% y 3% del total de los multimillonarios contratos de la petrolera