Escucha esta nota aquí

Cargada de cuatro maletas, pero sobre todo de ilusiones y mucha energía, así partió ayer la beniana María Elena Antelo Molina (24), rumbo a la capital japonesa, donde participará, en nombre de Bolivia, en el Miss Internacional.

Durante varios meses fue capacitada intensivamente, hasta aprendió algunas frases en japonés. Y es que es consciente de la responsabilidad que asume al representar al país en el tercer concurso de belleza más importante del mundo, enfrentándose a otras 84 jóvenes, todas con el mismo anhelo, llevarse la corona japonesa de perlas y armiño.

El concurso

Se trata de la edición 58 del Miss Internacional. La gala final será el viernes 9 de noviembre, en el Domo Municipal de Tokio.

El concurso valora la belleza física y la elegancia de las candidatas, lo mismo que sus propósitos de ayuda social. La organización tiene un convenio con la Unicef, por lo que la ganadora trabajará en obras que benefician a niños necesitados.

Una beniana en Japón

María Elena no estará sola, la acompaña su madre, Rossmery Molina, y, además, un grupo de medio centenar de bolivianos residentes en Japón estarán alentándola constantemente.

“Eso me emociona más, pues me esperarán en el aeropuerto de Tokio, con banderas bolivianas. Harán una fiesta en mi homenaje y del país, me seguirán en los actos públicos e irán al show final”, contó la reina nacional.

María Elena nació en Riberalta hace 24 años. Estudió Administración de Empresas y solo le falta defender su tesis, lo que hará cuando terminen sus compromisos con los concursos.

Junto a su familia trabaja en una recolectora de almendras. Uno de sus anhelos es implementar una empresa que le dé valor agregado a dichos frutos, porque por el momento los exportan de manera natural.

Dice que se podría hacer harina y extraer leche de la almendra, que no solo se utilizan en la repostería fina, sino también en la cosmética y la medicina. Montando esta industria desea crear más fuentes laborales y mejorar la calidad de vida de los vecinos de su región.

Esta riberalteña ganó las coronas de miss Beni y miss Bolivia Internacional 2018. Nos representó en el concurso World Miss Tourism Ambasador, en Vietnam, en agosto, donde se situó como segunda finalista.

Con esa experiencia y conociendo ya al público asiático, dice que pondrá todo de su parte para repetir aquel éxito o superarlo.

Embajadora

María Elena dice que en Japón promocionará toda Bolivia, como un país diverso, con múltiples atractivos turísticos.

Pero sobre todo hablará de la Amazonia, donde nació y se crio, a la que considera amenazada y hay que cuidarla, porque son nuestros pulmones naturales. “Donde pueda pediré que nos ayuden a preservar estos bosques, porque son patrimonio de la humanidad”, dijo esta guapa beniana.