Escucha esta nota aquí

La Cancillería boliviana denunció que Chile impone cupos para la carga boliviana, lo que perjudica las exportaciones. Pese a que las delegaciones de ambos países se reunieron el jueves en Montevideo, sede de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), no lograron resolver el conflicto.

Juan Carlos Alurralde, vicecanciller boliviano, dijo que el país se ampara en el artículo 15 del Acuerdo sobre Transporte Internacional Terrestre (ATIT), durante una entrevista en el programa El Pueblo es Noticia.
De igual forma, afirmó que Chile envió delegados que no tenían poder de decisión, por lo que no hubo avances.

“Queremos aclarar la total falta de respeto, de capacidad de trabajo, dejar a una delegación de un nivel apreciable esperando desde las 16:00 hasta la 1:30 instrucciones de Santiago (Chile) es un irrespeto, una pésima delegación, una pésima voluntad de diálogo”, señaló la autoridad.
Otra de las observaciones que hizo fue la revisión técnica de los carabineros chilenos a los vehículos que proceden de Bolivia porque debería ser suficiente la inspección boliviana.

El presidente del Transporte Pesado de La Paz, Bernardo Mamani, denunció que los choferes chilenos impiden el trabajo de los conductores bolivianos en el puerto de Arica.

El embajador boliviano en Uruguay, Benjamín Blanco, destacó: “Bolivia busca que se respete el derecho de libre tránsito y frenar los atropellos”.

Chile: no firmaron el acta
El vicecanciller boliviano, Juan Carlos Alurralde, dijo que los argumentos que presentó Chile sobre la denuncia, se basan solamente en la aplicación de la legislación interna.

En tanto, a través de un comunicado la Cancillería chilena respondió a Alurralde, señalando que “ello no se ajusta en absoluto a lo planteado por la delegación chilena y tampoco al tono en que se hizo la reunión”.
Pero la disputa no quedó ahí. Ayer, a través de una declaración pública, reflejada en el diario chileno La Tercera, el gobierno de Michelle Bachelet aseguró que la delegación chilena presente en la cita “deja constancia de que la delegación boliviana no firmó el acta”.

Alurralde justificó que no firmaron porque el acta contenía párrafos que no se habían tratado en la reunión y anunció que se volverán a reunir en marzo. Bolivia planteó el 9 y Chile pidió que se realice el 26