Escucha esta nota aquí

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, condenó este viernes la destrucción de la ciudad asiria de Nimrud, en el norte de Irak, por los yihadistas del Estado Islámico (EI) al tiempo que pidió la movilización de todos los implicados "para proteger este patrimonio".

"Condeno con la mayor firmeza la destrucción del sitio de Nimrud.
Este nuevo ataque contra el pueblo iraquí es una prueba más de que
la limpieza cultural de que es objeto Irak no se detiene ante nada
ni ante nadie", expresó Bokova en un comunicado.

La responsable de la Organización de la ONU para la Educación, la
Ciencia y la Cultura (Unesco) acusó a la milicia del Estado Islámico de
querer acabar "con la vida humana y las minorías", para lo que
emplea "la destrucción sistemática de un patrimonio milenario de la
humanidad".

Destrucción deliberada
"No podemos permanecer en silencio. La destrucción deliberada del
patrimonio cultural constituye un crimen de guerra. Hago un
llamamiento a todos los responsables políticos y religiosos de la
región a alzarse contra este nuevo acto de barbarie y recordar que
no existe justificación política ni religiosa alguna para destruir
el patrimonio cultural de la humanidad", dijo.

Bokova se dirigió particularmente a los jóvenes para que "hagan
cuanto esté en su mano para proteger este patrimonio y reivindicarlo
como propio y como bien común de la humanidad entera".


Urgencia de movilización
"Pido también a todas las instituciones culturales, los museos,
los periodistas, los profesores y los científicos a compartir y
explicar todavía más la importancia de este patrimonio, de la
civilización mesopotámica
", instó Bokova, quien señaló que "la
locura criminal de quienes destruyen la cultura" se combate "con más
cultura y con una movilización sin precedentes".

La directora general pidió hace unos días una reunión urgente del
Consejo de Seguridad de la ONU
, después de que el Estado Islámico difundiera unas imágenes en las que activistas de este grupo yihadista destruían estatuas milenarias conservadas en el museo de Mosul.
En esta ocasión, dijo Bokova, también ha informado al presidente
Consejo de Seguridad de la ONU y a la fiscal de Corte Penal
Internacional.

Fundada hace más de 3.300 años, Nimrud fue capital del imperio
asirio
y sus frescos, palacios y monumentos aparecen citados en la
literatura y los textos sagrados.