Escucha esta nota aquí

El secretario de Seguridad Ciudadana, Enrique Bruno, informó que el número de damnificados por las lluvias que cayeron en las últimas semanas en la región va en aumento. Los municipios más afectados son siete y están situados en el norte cruceño.

Bruno, en contacto con Unitel, dijo que suman 4.572 las familias que han sufrido pérdidas en sus cultivos o que el agua ha ingresado a sus hogares. Los damnificados son de las provincias Warnes, Obispo Santistevan, Ichilo y Sara, todas en el norte de Santa Cruz.

Cuatro de estos municipios, San Carlos, Fernández Alonzo, Okinawa y Saavedra) ya se han declarado en alerta roja y hay otros tres que también están con problemas de agua (Buena Vista, San Juan y San Pedro).

La Gobernación, explicó Bruno, ha desplazado a su personal para que ayude, incluso, a crear albergues temporales para las familias que se han visto obligadas a abandonar sus casas. El gobierno departamental ha dispuesto de 4 millones de bolivianos para atender esta emergencia.