Escucha esta nota aquí

El gobierno argentino informó este lunes que dispuso custodia para Gerardo Pollicita, el fiscal que ha pedido la imputación de la presidente de Argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de terroristas en el caso AMIA.

El Ministerio de Seguridad informó a través de un comunicado que el fiscal federal Gerardo Pollicita está custodiado por la Prefectura Naval Argentina (policía de frontera) desde el momento en que asumió la causa.

El mismo comunicado del Ministerio de Seguridad indicó que se estudia aplicar la misma medida para el juez Daniel Rafecas, que será el encargado de tomar una decisión sobre la petición del fiscal sobre Cristina Fernández.

Pollicita tiene en su manos la denuncia que presentó el fiscal Nisman tres días antes de aparecer con un disparo en la cabeza, el 19 de enero, y la justicia investiga si se trató de un suicidio, un suicidio inducido o un homicidio.

Nisman había llamado a declarar a la presidenta argentina tras acusarla de encubrir a funcionarios iraníes presuntos autores del atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, en el que hubo 85 muertos y 300 heridos. El fiscal apareció muerto el día antes de la declaración de la mandataria.

El viernes pasado, el fiscal federal imputó a Kirchner y espera que el juez Daniel Rafecas se haga cargo de la causa este miércoles y acepte su pedido. Si Rafecas lo acepta, Kirchner, su canciller Héctor Timerman y otras personas denunciadas por Nisman podrían ser indagadas.

El gobierno informó que Pollicita cuenta con custodia tanto en su domicilio particular como en sus oficinas todos los días y las 24 horas.
Asimismo, la cartera de Seguridad adelantó que se contactará con Rafecas esta semana para evaluar "los ajustes a su custodia a partir de su designación como magistrado" en esta causa.

Nisman sospechaba que el encubrimiento de Cristina Fernández se habría producido por razones económicas pues Argentina e Irán firmaron un acuerdo para que el juez de la causa AMIA pudiese indagar a los acusados en Teherán, ya que el gobierno iraní no acepta las extradiciones con el argumento de que sus ciudadanos son inocentes.

En este marco se realizará este miércoles una marcha que se anuncia multitudinaria, convocada por algunos fiscales para honrar a su colega fallecido, con apoyo de los mayores partidos de oposición y distintas organizaciones.