Escucha esta nota aquí

Con maquinarias pesadas se iniciaron el rellenado de parte de la estructura dañada de la represa Soroboquí, zona donde fueron dañadas las tuberías que llevaban agua a la población javiereña. Por lo pronto, las cisternas llegadas de municipios vecinos abastecen de agua a los pobladores en los diferentes barrios.

El ejecutivo municipal Armando Barbery firmó un decreto municipal mediante el cual se da la declaratoria de zona de desastre en el municipio de San Javier, tal situación se dá porque los integrantes del  órgano legislativo se encuentran de vacaciones y no pudieron tramitar la Ley Municipal.

Mediante el decreto, el gobierno municipal destina recursos de alrededor de 150.000 bolivianos con los que se inician los trabajos de reparación de los puentes y caminos que fueron destruidos producto de las torrenciales lluvias que cayeron en esta población el último fin de semana.

Maquinaria pesada trabaja en la zona para reparar los daños provocados por la lluvia

Sobre la reparación de las tuberías, se estima que en el lapso de un día los técnicos podrían iniciar la conexión para permitir el abastecimiento del líquido elemento a la población.

Una vez dado el decreto municipal, las autoridades ya tomaron contacto con la Gobernación y el Ministerio de Defensa a fin de recibir la ayuda necesaria para la reconstrucción de las vías y puentes que conectan a San Javier con sus comunidades y haciendas ganaderas.

Aceleran los trabajos de reparación de las tuberías de agua potable