Escucha esta nota aquí

Cerca de 1.000 empresas afiliadas a la Cámara Boliviana de Hotelería pasan diariamente un reporte con datos de sus hospedados al Gobierno nacional, así lo confirmó el presidente de esta institución, Luis Ampuero.

El sistema es manual y la sugerencia de Ampuero es modernizarlo hacia uno digitalizado pero solo con el propósito de garantizar la seguridad del Estado y estadística turística, pero no para vulnerar la privacidad de los ciudadanos.

En entrevista con la agencia de noticias ANF, Ampuero señaló que sólo en el caso de La Paz, sus 100 afiliados envían al comienzo de cada día dos hojas de reporte del día anterior con la lista del movimiento hotelero; es decir de los hospedados que ingresaron y salieron de los diferentes recintos hoteleros.

"Se distribuyen los reportes a siete oficinas, entre las que están la Dirección General de Migración, Interpol, la Policía Turística, Gobernación y otras que no recuerdo ahora. Pero imagínese, son una a dos hojas por hotel u hostal que debe llevarse cada día, entonces el sistema no es muy útil que se diga", expresó.

Según el representante de la hotelería, los reportes diarios que se llenan en hojas verdes de tamaño oficio, consignan el nombre y apellido del o la hospedada, la edad, el sexo, la nacionalidad y el número de cédula de identidad, además del horario de ingreso y salida. "El llenado es manual, como hace 40 años, no se ha modernizado en nada el sistema", apuntó.

Críticas de Moldiz

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz expresó su insatisfacción sobre el trabajo de la Dirección General de Migración que hizo en Beni, donde los reportes del movimiento de los activistas opositores que se trasladaron desde Santa Cruz días previos a las elecciones, le llegaron con dos días de retraso.

Moldiz señaló que en el momento en el que el operador del hotel esté escribiendo el nombre de un hospedado, esa información debería estar en una base de datos.

"Solo así es posible prevenir delitos contra las personas, contra las propiedades, el ingreso de personas que tienen orden de captura internacional. Ahora, lo que me llega son los registros con dos días de retraso. Si hablamos de eficiencia, todavía falta mucho", aseveró.

Ampuero coincidió en que el sistema de reporte hotelero es "arcaico" y que el llenado de datos de los hospedados debe hacerse de manera digitalizada y, mejor aún, si es en línea. Sin embargo admitió que las propuestas de modernización que se plantearon tanto desde el Estado, como desde el sector privado, quedaron en proyecto.

"Si quisieran hacer investigación y mirar lo que pasó hace tres meses, tendrían que revisar toneladas de papel. Entonces por donde quiera que se vea, es poco amigable la forma de presentación de los reportes.

Respeto a la privacidad

El presidente de los hoteleros de Bolivia dijo que está de acuerdo en que el Gobierno cuente con información fehaciente y actualizada sobre la identidad de los hospedados, sin embargo dijo que el uso que se debería dar a esa información debería ser para fines de seguridad del Estado, combatir a la delincuencia y contar con estadísticas sobre el flujo migratorio.

"Debe respetarse la privacidad de los hospedados. Yo, por ejemplo, si quisiera escaparme unos días a Santa Cruz para descansar, no quisiera que medio mundo se entere donde estoy", sostuvo el presidente de la Cámara Boliviana de Hotelería, Luis Ampuero.

Recomendó mayor esfuerzo en el control de algunos locales que, bajo la fachada de hoteles, funcionan como lenocinios, lo cual estaría bajo la responsabilidad de las alcaldías.

"En el rubro de la hotelería hay los legales, que pagan sus impuestos y tienen todo en regla, pero también hay los informales, que es donde mayor control se debería ejercer", señaló Ampuero.