Escucha esta nota aquí

El grupo Estado Islámico (EI) publicó este domingo un vídeo de 29 minutos que muestra la ejecución por parte de yihadistas en Libia de una treintena de hombres, presentados como cristianos etíopes.

La grabación muestra cómo los yihadistas degüellan a un grupo de al menos 12 hombres en una playa y ejecutan a otros 16 disparándoles a quemarropa en una zona desértica. Las víctimas son descritas como "infieles" y miembros de la "iglesia etíope enemiga".

Los 12 hombres del primer grupo visten atuendos de color naranja. Los yihadistas los llevan a la playa, los tienden en el suelo y los decapitan con un cuchillo.

Un hombre vestido de negro habla en inglés mientras que los demás verdugos, uno detrás de cada prisionero, visten todos ropa militar, y permanecen en silencio. Todos están enmascarados.

El vídeo, que luce el logotipo del EI, no precisa cómo ni dónde fueron capturadas las víctimas. Este documento es similar a la grabación que difundió el grupo yihadista a mediados de febrero, en la que se veía la decapitación de 21 hombres en una playa, la mayoría egipcios de confesión copta.
,

nn
,


Etiopía, atacada


Es la primera vez que el EI filma la ejecución de ciudadanos etíopes, un país situado en el este de África.Casi dos tercios de sus habitantes son cristianos, en su mayoría coptos ortodoxos, una comunidad que dice vivir en el cuerno de África desde el siglo I.

Muchos etíopes abandonaron su tierra en busca de trabajo, sobre todo con rumbo a Libia, donde había mucha mano de obra extranjera antes de que el país se sumiera en el caos tras la caída del régimen del asesinado Muamar Gadafi en 2011.

EI controla zonas enteras de Siria e Irak donde ha proclamado un califato, en el que multiplica asesinatos y ejecuciones. Algunos de estos actos son filmados en videos y difundidos como una forma de propaganda de los yihadistas.

El grupo ultrarradical se afianzó en Libia aprovechando el desorden en un país donde las milicias armadas acampan a sus anchas y dos gobiernos rivales tratan de imponerse. Los yihadistas controlan, entre otras zonas, la región de Sirte, una ciudad costera situada a unos 450 kilómetros al este de la capital Trípoli.