En varios lugares del planeta ya se celebra la Navidad. La isla Kiribati, ubicada en Oceanía, fue la primera en abrazar la fiesta a las 6:00 (HB) de este jueves. Una hora después, fue el turno de Australia y Nueva Zelanda.

Kiribati, una pequeña isla cuyo nombre traducido a español significa Navidad, tiene 5.586 habitantes, la mayoría de ellos viviendo en la capital  Flying Fish Cove. Una hora después la fiesta del natalicio de Cristo llegó a Australia y Nueva Zelanda y de manera paulatina en el resto del mundo.
,

La Isla de Navidad en Oceanía es la primera en recibir esta fiesta
,

Misa papal

En Roma, el papa Francisco oficia la Misa de Gallo en la basílica de San Pedro.

Francisco conmemora el nacimiento de Jesús junto a miles de fieles de todo el mundo que acudan a escucharle a la basílica vaticana, pero también con los que no puedan acceder y sigan la misa desde la plaza de San Pedro.

Este acto está enmarcado dentro del Año Santo de la Misericordia y el discurso que pronuncie hoy Jorge Bergoglio previsiblemente aludirá a este valor tan defendido durante su pontificado.

La Misa del Gallo servirá para inaugurar los ritos de Navidad.
Mañana, el papa se asomará al balcón de la Logia central de la
basílica de San Pedro del Vaticano para impartir la bendición "Urbi
et Orbi" (a la ciudad y al mundo) a los fieles católicos.

Navidad con seguridad

En varios países, la fiesta de Navidad se verá en parte este año eclipsada por los enfrentamientos israelo-palestinos y las atrocidades de los yihadistas.

En Siria, los cristianos de pueblos amenazados por el EI se disponen a pasar unas angustiantes navidades. En Irak, las comunidades de esa confesión manifestaron igualmente su inquietud.

En Francia, donde los atentados de noviembre reivindicados por el EI causaron 130 muertos, la seguridad ha sido reforzada en la entrada de las iglesias.
,

Navidad en Belén
,

Navidad en Belén

En Belén, después de la procesión, el patriarca Twal celebra la tradicional Misa del Gallo, en presencia de numerosos dignatarios religiosos y de representantes políticos palestinos, como el presidente Mahmud Abas.

Belén se halla en Cisjordania ocupada, donde cuatro palestinos fueron abatidos en incidentes con tropas israelíes (tres de ellos cuando intentaban atacar con armas blancas o embestir con un coche a miembros de las fuerzas de seguridad).

En tres meses, la actual ola de enfrentamientos en Israel y en los Territorios Palestinos causaron ya la muerte de 129 palestinos y 19 israelíes, así como la de un estadounidense y un eritreo, según un balance de la AFP.

Esta nueva espiral de violencia causó un duro golpe al turismo en Tierra Santa en general y en particular en Belén, donde eran raros los peregrinos extranjeros esperando la llegada del patriarca latino, quien inicia su peregrinación en Jerusalén y debe atravesar el muro de separación construido por Israel.