Escucha esta nota aquí

La renuncia del director del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Juan Carlos León, se debió al proceso penal en su contra por el ejercicio ilegal de funciones, denunciado por el diputado opositor Óscar Urquizu en marzo de este año. El parlamentario señaló este jueves que León fue designado en contradicción con la Ley 1715, que establece que el titular del INRA debe ser profesional y abogado agrarista.

Urquizu dijo que desde febrero hizo una investigación sobre este hecho y en marzo presentaron una denuncia penal en La Paz, en contra del ministro de Tierras, Cesar Cocarico y el ahora ex director del INRA, Juan Carlos León, y "por la gravedad de la denuncia no le quedó otra que renunciar".

El parlamentario dijo que, durante los cuatro meses en el cargo, León aprobó perfiles profesionales para distintos niveles de los funcionarios del INRA; sin embargo, para el cargo de director prescindió la formación académica y la experiencia en el área agraria.

“Actuó en contradicción con la Ley 1715, que establece título académico de abogado y cinco años de experiencia en materia agraria, ser abogado agrarista”, señaló.

Alertó que las actuaciones de León como director nacional del INRA podrían quedar nulas y anunció que solicitará a la nueva autoridad sanear el procedimiento para evitar posibles vicios de nulidad y afectar a los procesos agrarios.