Tras una audiencia cautelar en el juzgado cuarto, el hincha Erick Araníbar recibió detención domiciliaria tras lo ocurrido el pasado 28 de abril en el estadio Hernando Siles.

A él se lo acusó de haber lanzado los explosivos que afectaron al arquero Daniel Vaca en el partido que jugaron The Strongest y Wilstermann (2-1) en el escenario deportivo de La Paz.

Sobre el mismo caso, también se pronunció el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) que determinó que ambos clubes deben pagar una multa de 500 dólares cada uno por su implicancia en el tema.

Dento de la sanción se especificó que los atigrados, al ser organizadores del evento deportivo, no brindaron las suficientes medidas de seguridad, mientras que los aviadores fueron multados porque su hinchada fue la que provocó el incidente.