Escucha esta nota aquí

Las personas con discapacidad rechazaron la nueva oferta de diálogo que el Gobierno hizo y denuncian amedrentamiento de la Policía contra parte de la vigilia que se quedó en cercanías de la plaza Murillo, tras la represión de la pasada jornada. 

"Nosotros seguimos en un estado de emergencia y nosotros vamos a protagonizar movilizaciones también hoy. Estas personas con las que se va a reunir el Gobierno son afines al MAS, sonn servidores públicos y no tienen ni cédula de persona con discapacidad", dijo a EL DEBER el dirigente Álex Vásquez. 

Conoce más: Frío azota a marchistas y Gobierno llama al diálogo

El representante reportó que producto del uso de agentes químicos, al menos 50 de sus compañeros sufrieron algunos efectos, desde desmayos a complicaciones respiratorias. Médicos voluntarios estuvieron encargados de revisarlos. 

"Toda la noche hemos estado acá, muchas personas de civil han venido a tomar fotos, nos gritaban. La Policía dio varias vueltas en motos, no nos dejaron dormir, pero nosotros vamos a seguir firmes en nuestro propósito, que es el bono de 500 bolivianos", agregó Vásquez. 

Lea también: Rocían gas a marchistas y el diálogo se aleja

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, convocó, a través de una carta, a las personas con discapacidad para dialogar (a las 15:00 de hoy) sobre una posible solución al conflicto. Se conoce que a la cita asistirán representantes del Comité Nacional de las Personas con Discapacidad (Conalpedis).

Mientras que orto dirigente, Jorge Flores, dijo que "se concentran todos (nuestros compañeros) en este sector y a las 11:00 vamos a pedir el ingreso a la plaza Murillo. Que nos dejen entrar para pedir la respuesta a nuestra carta enviada al presidente Evo Morales".

Video de cómo amaneció la vigilia:
,

n