Los jugadores de River Plate no pudieron conciliar el sueño en Asunción (Paraguay) por los fuegos artificiales que fueron lanzados por algunos hinchas del Cerro Porteño a 200 metros en el hotel Bourbon. El hecho se registró cerca de las 02:00 de la madrugada de este jueves y la Polícia pudo atrapar a los agresores.

La acción logró su propósito de perturbar el descansó de los millonarios en la antesala del partido de vuelta de cuartos de final de Copa Libertadores, en el estadio General Pablo Rojas, en Asunción (18:15). El equipo de Marcelo Gallardo ganó en la ida por 2-0.

La primera ola fue todo un éxito, pero los aficionados lanzaron por segunda vez la pirotecnia sin contar del patrullaje de la Policía paraguaya que patrulló la zona en busca de los aficionados agresores que finalmente fueron detenidos. El ganador de esta llave por cuartos de final enfrentará a Boca Juniors en las 'semis'.