Como es habitual, el presidente de Destroyers, Carlos Blanco, no se guardó nada y ratificó que efectivamente los clubes cruceños entregarán un monto de dinero (50.000 dólares) a Aurora tras haber cedido a que se reprograme su partido con Guabirá, después de haber sido suspendido el sábado. “De que lo hubo, lo hubo”, disparó el dirigente cuchuqui. Además, respondió a las declaraciones del presidente de la FBF, César Salinas.

Te dejamos sus mejores frases:

Sobre los códigos. El tema de que no tengo códigos, nunca se habló de eso. No tengo por qué tenerlos con nadie, códigos se establecen cuando hay cosas sucias. Lo único que hice fue no aceptar negociaciones con dinero de por medio. Simplemente por eso dejé la reunión y para mí eso no es romperlos.

El ‘vice’ no tiene peso. No le gustó que le hagamos ver a los otros presidentes de los clubes que estamos desprotegidos. ¿Qué quiere? Que nosotros vamos y lo palmeemos, no. Ni Destroyers ni los otros clubes que estamos aliados nos vamos a prestar para eso, nosotros queremos el bien del fútbol.

¿Aurora retrocede? No sé por qué ahora sale con qué se volverá atrás. ¿Quiere volver a fregar el fútbol? ¿Quiere llevarlo a un caos?

El problema. Si todo se originó porque mi persona dijo que no estaba de acuerdo en el monto de dinero (50.000 dólares), entonces que salga el señor (Mirko) Cornejo, presidente de Aurora, y que me denuncie a mí por difamación, por calumnia o por lo que sea, pero por qué (Salinas) quiere fregar otra vez el fútbol. Supuestamente, porque dije una cierta cantidad de dinero, se han dicho muchas cifras.

Se pagó por el walkover. No voy a hacer de mentiroso, de que lo hubo, lo hubo, por qué lo tengo que negar. Que me castiguen si lo tienen que hacer. Solo se le dio la opción a don Rafo (Rafael Paz) para que negocie y le dijimos que nosotros lo íbamos a apoyar con tal que se acabe de una vez la reunión. No sé si es 30.000, 50.000 o 80.000 a mí no me gusta hablar de dinero.

Sobre su apoyo. Qué quiere, que yo esté en su línea. No lo voy a estar mientras él esté mal, siempre se va a topar con mi rechazo. Se enojó porque yo no lo aplaudí, si nos hizo pasar tragos amargos.

Salinas le sugirió renunciar. Si este señor se molesta y quiere que me vaya a mi casa, estos señores son los únicos que tienen derecho (su directorio) a decir que me vaya a mi casa, cuando ellos no estén de acuerdo con mi presidencia, ahí me voy a ir.