No aguanta más. El presidente de The Strongest, Henry Salinas, no descartó dejar su cargo en los próximos días para que lo asuma otro dirigente. El constante ataque en redes sociales es uno de los motivos para que pueda dar un paso al costado.

“Dejar al Tigre es una posibilidad que estoy manejando, aún lo estoy pensando. Estoy cansado de los ataques en las redes sociales”, afirmó Salinas a medios paceños. Si es que termina dando un paso al costado, el fiscal general del club, Douglas Ascarrunz, asumirá el mando de forma interina y llamará a elecciones en 30 días.

Salinas se puso al frente de la institución de Achumani el 13 de abril de 2018, después de que su tío César dejó la titularidad en el Tigre para asumir como el mandamás de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). Desde ese instante, fue el blanco de duras críticas y los hinchas le cuestionan por qué el primer plantel no logró el título del Apertura.  

La situación es tan crítica que el resto de los dirigentes prefieren no dar declaraciones y se espera una nueva reunión para definir el futuro de la institución.