Escucha esta nota aquí

El ministro de Interior paraguayo, Francisco De Vargas, confirmó este jueves el fallecimiento de un matrimonio alemán, que había sido secuestrado el miércoles por la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), durante un enfrentamiento ocurrido horas después entre los secuestradores y las fuerzas gubernamentales.

De Vargas declaró en una rueda de prensa que Robert Natto y Érika Reiser murieron alrededor de la medianoche, después de que los secuestradores intercambiaron disparos con un grupo de miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) que habían sido desplegados para dar con la pareja.

El ministro explicó que de momento la investigación sigue su curso, por lo que no confirmó si el matrimonio fue asesinado por los guerrilleros para evitar el acoso de la FTC y facilitar su huida, como indicaron algunos medios locales.

Disparos fueron a corta distancia

Sin embargo, indicó que las víctimas, que fueron trasladadas de madrugada a la ciudad de Concepción para efectuar la autopsia, presentaban disparos en la espalda realizados a corta distancia.

Añadió que los cuerpos fueron encontrados en una zona boscosa cercana al pueblo de Azotey, en el departamento de Concepción, a unos dos kilómetros de la finca donde habían sido secuestrados y que es propiedad del matrimonio.

Según los medios locales, Robert Natto, de 60 años, y Érika Reiser, de 53, habrían llegado a Paraguay hace unos 30 años para trabajar en la ganadería.

El ministro mencionó que entre los secuestradores, que lograron darse a la fuga, se encontraría Antonio Bernal Maíz, uno de los líderes del EPP y hermano de Bernardo Bernal Maíz, muerto el pasado año durante un enfrentamiento con la FTC.

El matrimonio fue secuestrado la tarde del miércoles en el interior de su estancia ganadera cuando circulaba en una camioneta junto a otras cuatro personas que luego fueron liberadas, según confirmó el ministro.

Los liberados eran el administrador de la finca, dos menores y un técnico de vacunación de ganado, quienes fueron localizados por la FTC y posteriormente identificaron a Bernal Maíz, a Rubén Dario López y a Esteban López como algunos de los secuestradores.

La esposa del administrador fue quien denunció la desaparición del grupo.

El EPP tiene secuestrado desde hace medio año al policía Edelio Morínigo y las pasadas Navidades liberó a un adolescente tras nueve meses de cautiverio.