Opinión

... Cara a cara

El Deber Hace 12/14/2017 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Una tensa entrevista sostuvieron el presidente Morales y un periodista francés. El momento más caliente del diálogo televisado se dio cuando el europeo interpeló al mandatario boliviano respecto a su decisión de ignorar el resultado del 21-F y de buscar otra reelección. El comunicador interpreta que el argumento de Morales para continuar en el poder es el mismo que usan otros dictadores. Con molestia, Evo lo refutó diciendo que solo busca seguir en la Presidencia mediante el voto, a diferencia de los dictadores, que usan la violencia. No es habitual en Bolivia que los periodistas y Morales tengamos encuentros como este, sin concesiones. Los escenarios aquí son más cómodos o confortables para uno y otro lado. Evo aguanta afuera las preguntas incómodas y los periodistas extranjeros arriesgan más, sin temor a represalias. Uno se pregunta si una entrevista con un tono parecido habría prosperado aquí sin contratiempos ni consecuencias, como sucedió en la televisión francesa.

Tendremos un fin de semana políticamente ajetreado. Los que rechazan la intención de otra reelección presidencial saldrán a las calles mañana, mientras que los que apoyan a Evo lo harán el sábado. Se trata de mostrar músculo, antes del inicio de un nuevo año que será intensamente preelectoral. Son las primeras escaramuzas de la batalla por el poder.

A propósito de escaramuzas, también se dan en la política local, sobre todo entre los seguidores de Rubén Costas y los de Percy Fernández. Cada vez es más evidente que la disputa de la Gobernación y la Alcaldía cruceñas se dará especialmente entre estos dos bloques políticos. Por ahora, el MAS solo mira de palco.