Escucha esta nota aquí

Una mujer joven la abraza y rompe en llanto. Amalia Pando trata de mantener la calma y distender la tensión con un chiste: “no hay por qué llorar, sino me he muerto”. Y le da un fuerte abrazo. Luego abraza a otro y unas 30 personas esperan su turno dentro de la radio Erbol, para expresarle su solidaridad y su cariño.

Así fueron los últimos minutos que pasó Amalia Pando en Erbol, la radio en la que condujo durante los últimos 10 años el programa matinal En Directo, al que llevó a los primeros lugares de sintonía. El director de la emisora, Augusto Peña, confirmó que el directorio había aceptado la renuncia de la periodista y que era su último día de trabajo.

Pando renunció el 9 de agosto, denunciando presiones del Gobierno, y como una forma de darle a la radio Erbol la posibilidad de redefinir su relación con las autoridades/ANF