Desde que el vicepresidente de Blooming fuera asesinado a sangre fría el 4 de julio hasta la fecha -y como dice el dicho popular- ya ‘ha corrido mucha agua bajo el puente’. En ocho días se han desvelado sorprendentes datos que vinculan a Nelson Mauriel Álvarez con actividades relacionadas con el narcotráfico y con organizaciones criminales de alto nivel. Pero, hay más.

Lo último que ha revelado la Policía es que el fallecido dirigente de fútbol tenía doble identidad, por lo que también se lo investigará por falsedad de documento privado y uso de instrumento falsificado. Jhonny Aguilera, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, dijo este viernes que fue clave el video de una cámara de seguridad que mostraba que a la familia del fallecido -horas después del crimen- retirando documentos de las oficinas de la empresa Sublimaker.

En el informe que Aguilera dio a la prensa sostiene también que ingresó a la escena de la investigación el personal de la División Económicos Financieros, de modo que se pudo determinar que Nelson Mauriel Álvarez también se hacía pasar por Nelson Mayser Spinatto y que con esta falsa identidad tenía un amplio flujo migratorio con países que tienen “interrelación con hechos de narcotráfico”.

La identidad falsa del exdirigente de Blooming en la base de datos digital del Segip | Fuente: Policía

El trabajo de la Policía también detalla que el segundo hombre que mandaba en Blooming -que en abril de 2019 se presentó como ‘salvador’ de la academia celeste, ofreciéndose a pagar su deuda para que no pierda un pedazo terreno de su sede- tenía una cédula en la que señalaba haber nacido en Santa Cruz y que era un soltero que se dedicaba a la ganadería. Con esta falsa identidad también obtuvo el 5 de diciembre de 2011 un pasaporte, que expiró en 2017.

A su vez, el flujo migratorio indica que el dirigente de fútbol haciéndose pasar por Nelson Mayser Spinatto viajó en 2017 a Panamá, Perú, España y Brasil.

Documento presentado por la Policía muestra el flujo migratorio de Mauriel, pero con una identidad falsa | Fuente: Policía 

Para que un ciudadano acceda a documentos de identificación como una cédula y pasaporte debe acudir al Segip y a Migración. Aguilera dijo que ya han identificado a los funcionarios que facilitaron esta documentación falsa, que la invstigación al respecto continúa y que ahora será la justicia quien los juzgue.

La noche del crimen

A partir de las 21:00 de la noche del jueves 4 de julio en las redes sociales de los usuarios de Santa Cruz empezó a diseminarse la noticia de que un hombre había sido victimado en la avenida Brasil, entre primer y segundo anillo. Pocos minutos después, se supo que esa persona era el entonces vicepresidente de Blooming y que su acompañante, quedó malherido.

Con datos de la Policía y de los testigos del hecho, la prensa rearmó lo acontecido previo al asesinato. Así se conoció que el sicario le hizo seguimiento a Mauriel desde el día anterior. Estacionó su motocicleta negra, marca Boxer, debajo de un penoco de la calle Moldes y desde ese ángulo, sin ponerse en evidencia, pudo observar los movimientos que se suscitaban en el interior de la empresa Publimaker, de la que era propietario el ahora fallecido.

El miércoles no pudo ejecutar su misión, pero sí el jueves. Esa noche, a las 20:55, parqueó el vehículo en el más tarde huiría en la calle Cabo Quiroga. Seguidamente, se dirigió hacia la esquina de la calle Coronel Félix Romero y, aproximadamente, siete minutos más tarde se percató de que su objetivo salía de Sublimaker acompañado de Sebastián Peña, también dirigente de Blooming.

Según el relato de los que vieron el asesinato, el delincuente se acercó sigilosamente a su víctima y cuando lo tuvo cerca le disparó al menos seis proyectiles, uno de estos en la frente, como se observa en las imágenes de las cámaras de seguridad que captaron lo ocurrido.

Mauriel y Blooming

Hace casi un año Mauriel apareció en la escena de Blooming, según un perfil publicado por DIEZ.bo Fue luego de que el club, presidido por Juan Jordán, llegara a un acuerdo para que su empresa, Sublimaker, se hiciera cargo de explotar la marca del club. Poco después, fue nombrado vicepresidente y se convirtió en un activo dirigente apoyando la buena campaña que realizó el plantel.

A comienzos de año su nombre también sonó como presidente de la comisión de selecciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), aunque no fue posesionado ni ratificado. También apoyó a la academia cruceña en cada emprendimiento que realizó ya que su objetivo principal era la construcción del estadio de Blooming. En ese proyecto se había embarcado junto a la dirigencia, desde 2018.

MÁS SOBRE EL TEMA: