El equipo administrado por los socios de Real Potosí cuenta con 15 jugadores para encarar el partido contra Sport Boys, esta tarde en el estadio Samuel Vaca de Warnes (15:00). El plantel se acortó debido a que Aldair Berrios (lateral), Ever Uriquiza y Marco Vásquez (delantero) no cuentan con los carnés de habilitación para jugar el partido, apuntó el presidente de Asociación de Fútbol de Potosí, Edwin Callapino, que reveló la situación del equipo lila.

La delegación viajó el día martes rumbó a Santa Cruz, sin tomar en cuenta a los futbolistas habilitados que entrenaron en el grupo de trabajo del presidente Wilson Gutiérrez.

Los lilas pueden formar con Rafael Santillan, en el arco; Luis Garnica, Herman Soliz, Douglas Ferrufino, Braian Hinojosa, en la defensa; Gary Saldías, Dino Huallpa, Víctor Machaca, Gianakis Suárez, Josué condori, en el medio campo; y en el ataque Gastón Mealla.

Por otro lado, se anunció que el otro grupo de jugadores que responde a Gutiérrez debe llegar al horario del partido. Dependerá de la reunión entre futbolistas para analizar si se presenta un equipo combinado, tal como lo hicieron en el empate contra Universitario (1-1).

Contra el tiempo

Callapino alertó que se debe buscar una solución inmediata a la disputa interna de Real Potosí porque el sábado 28 de julio cierran las habilitaciones. El dirigente del fútbol potosino media en el conflicto entre socios, el presidente electo Calixto Santos contra el presidente Gutiérrez,

“No se cómo lo están viendo la habilitación los socios y la otra parte porque esto culmina el sábado, hasta las 12 de la noche”, sostuvo Callapino en radio Kollasuyo de la Villa Imperial.

En la FBF se encuentran paralizados los trámites de habilitación de parte e Gutiérrez y del electo presidente Santos, agregó.