El voraz incendio que afecta a la provincia Chiquitos del departamento de Santa Cruz sigue extendiéndose. El fuego ya ingresó a Tucabaca y por primera vez en dos décadas está cerca de afectar directamente al núcleo de esta reserva natural.

Carlos Ragone, secretario general y vocero de la alcaldía de Robore, en declaraciones a EL DEBER, explicó que la situación es cada vez más delicada y que en el caso de la reserva de Tucabaca la única forma de combatir el fuego es vía aérea.

"El tema aéreo, aunque con este viento no sé si un helicóptero va a operar, es para combatir el fuego que va a cruzar la montaña, la serranía de Santiago y entra al área núcleo del área protegida. Son más de 20 años que no se ve un evento de fuego ahí", dijo Ragone.

La autoridad advirtió que si el fuego baja ahí "puede arder de forma incontrolada".

Comunidades en riesgo

También hay otros puntos críticos en San Lorenzo, toda la zona de Aguas Calientes, Naranjo y la zona de Chochis. En estos lugares se está trabajando para evitar que el fuego llegue a las viviendas.

"En el caso del área protegida no tenemos cómo protegerlo de forma terrestre y solo puede ser vía aérea", señaló.

José Justiniano, secretario de la comunidad de El Portón, cerca de Chochis, explicó que a pesar de que se lleva varias horas de trabajo no se puede controlar el fuego en el lugar. "Ni los bomberos ya pudieron hacer nada y pidieron que los comunarios salgan para que no queden heridos".

Foto: Carlos Orías