Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) determinó postergar hasta el 21 de abril el inicio del juicio oral por el caso referido a la entrega de misiles chinos de las Fuerzas Armadas bolivianas a la embajada de Estados Unidos (EEUU). 

La falta de un abogado para el exministro de Defensa, Gonzalo Méndez, fue la causante de la suspensión, debido a que se le asignó un defensor de oficio y este tuvo un problema familiar y pidió tiempo para analizar los elementos del caso. 

Los imputados, a parte del exministro, son: el excomandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Marco Antonio Justiniano; el excomandante general del Ejército y exsenador Marcelo Antezana; el general Gonzalo Rocabado, que cumple una pena por el caso "octubre negro" y el exjefe de Estado Mayor Marco Antonio Vázquez.

Además del exinspector general del Ejército Víctor Hugo Cuéllar; los coroneles David Torrico Vargas y Ciro Valdivia Murguía, y el exayudante del Departamento Cuarto del Ejército, capitán Ernesto Caballero.

El exministro Gonzalo Méndez y el excomandante de las Fuerzas Armadas Marco Antonio Justiniano fueron declarados rebeldes durante la realización de la audiencia cautelar.

Los delitos por los que son acusados son sometimiento total o parcial de la nación a dominio extranjero. revelación de secretos, incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución.

Antecedentes

En octubre de 2005, 37 misiles de guerra (HN-5A) de fabricación china, de propiedad de las Fuerzas Armadas (FFAA) de la Nación, salieron irregularmente del país rumbo a Estados Unidos, donde fueron desmantelados.

Autoridades de Gobierno calificaron de “traición a la patria” la entrega de ese armamento, descalificando las aclaraciones de algunos de los involucrados.