Escucha esta nota aquí

A 70 metros bajo tierra, en las entrañas de la mina San José (Chile), los bolivianos Salomón Veizaga Delgadillo (45), su hijo Deni Veizaga Soto (20) y Leonardo Condori Huarina (64) esperan ser rescatados. La tarde del jueves quedaron atrapados tras un derrumbe. Las autoridades de Chile han desplazado personal, que está trabajando de forma ininterrumpida, para dar con los tres connacionales.

El intendente de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, en contacto con el diario El Mercurio de esa región, reportó a las 18:30 de este viernes que ya se había logrado despejar el acceso y que se había penetrado “tres niveles aguas arriba”. Esto “nos ha permitido llegar hacia una zona importante de gran altura, donde seguimos manteniendo contacto a través de señales sonoras”, señaló.

Pese a las buenas noticias, el trabajo se detuvo debido a que se encontró “un bolón de considerable dureza” por lo que el equipo se ha detenido para estudiar nuevas estrategias, como la inyección controlada de aire y agua para producir el escurrimiento del material fino (o chusca) de la mina, situada en Tocopilla, en la región de Antofagasta.

También, se ha instalado y equipado un campamento para que las tareas de rescate no cesen. “Nos vamos a quedar hasta rescatar a los trabajadores”, dijo Díaz, al agregar que hay un compromiso no solo de las autoridades regionales, sino del Gobierno de Chile, “desde el presidente Sebastián Piñera hasta cada uno de los ministros que han llamado para interiorizarse y colaborar”.

La mina tiene el mismo nombre del yacimiento en que 33 mineros permanecieron atrapados durante 70 días, a 700 metros de profundidad en Atacama, 2010. Todos, incluido el boliviano Carlos Mamani, fueron rescatados sanos y salvos.

En este caso, los tres bolivianos (dos de Montero y uno de La Paz) ingresaron a la San José el jueves a las 16:00, aproximadamente, para realizar trabajos de reparación de ductos de ventilación y el derrumbe ocurrió unas tres horas después, explicó a la prensa el capitán de Carabineros David Cortés.

El Gobierno de Bolivia, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, anunció que desplazará una comisión al norte de Chile para seguir de cerca el proceso de rescate y ayudar en lo que sea necesario.

MÁS SOBRE EL CASO: