Escandalosa protesta de los jugadores del San Jorge de Tucumán en plena final del Federal A ante Alvarado de Mar del Plata, quienes decidieron sentarse en la cancha y después marcharse, sobre el minuto 59,  por la actuación del árbitro Adrián Franklin, de polémico arbitraje, según medios argentinos.

 

El partido de vuelta terminó siendo suspendido, con el marcador a favor del ‘Torito’ (1-0) y no pudo definir el ascenso a la Primera B Nacional que se disputaba en el estadio José María Minella. En la ida, el cotejo quedó igualado a cero goles.

El detonante en los jugadores del ‘expreso’ tucumano fue la amonestación de cinco jugadores en el primer tiempo y la expulsión de dos. El gol anotado por Emiliano López fue cuestionado por los jugadores de San Jorge que decidieron marcharse ante la vista del colegiado Franklin que suspendió la final.

Aún se espera el dictamen del Tribunal de Disciplina sobre el destino del partido, para determinar los pasos a seguir, sin embargo los hinchas de  Mar del Plata ya festejan el ascenso de Alvarado a la B Nacional.