Escucha esta nota aquí

Fue uno de los partidos más duros que encaró CRE, pues tuvo que remontar el resultado en la temible altura. El equipo cruceño terminó venciendo de visitante por 3-6 a Wolf Sport, de La Paz, en el encuentro de vuelta de la final de la Liga Boliviana de Futsal disputado en el coliseo Julio Borelli.

Los eléctricos, que se adueñaron del boleto para la Libertadores 2018 de futsal, estaban obligados a ganar, pues en la ida, disputada hace una semana en el coliseo John Píctor Blanco, el resultado había sido 1-1. Por esta razón, los dirigidos por Tomeslaw Kalman presionaron de entrada y abrieron el marcador por intermedio de Donny Pessoa (8’).  Luego reaccionó el local para  ponerse arriba a través de Israel Montaño (11’) y de Salomón Enríquez (18’). 

Con el marcador en contra, CRE se lanzó con todo para empatar en la segunda parte y lo logró con un tanto de Óscar Anocey (24’), pero cuando mejor jugaba el visitante de nuevo apareció Enríquez (28’) para poner arriba al local (3-2). Con el marcador en contra, el equipo eléctrico no se desanimó y logró dar la vuelta al marcador con tantos de Renan do Valle (29’ y 38’), Carlos Cortez (34’) y José Alison Barba (37’). El campeón sumó su octavo título nacional y el primero en las dos versiones de la Liga Boliviana de Futsal.

Juego de equipo

Una de las claves para que CRE sume otra corona es el juego de equipo y la experiencia del entrenador Kalman y de algunos de sus jugadores, entre ellos Barba.