Desde que comenzó el control de giros prohibidos en las avenidas, mediante el monitoreo por video y voz, el 14 de abril, en el cruce del segundo anillo y la avenida Cristo Redentor, un vehículo marca Toyota, de color blanco, cometió 13 veces la misma infracción. Pero, aparte de su nula obediencia a la norma, el propietario debe Bs 6.759 de impuestos en la Secretaría Municipal de Recaudaciones (SER).

La Secretaría de Movilidad Urbana inició este proyecto piloto con el fin de frenar los abusos de parte de los conductores que, al no respetar señalizaciones, han provocado accidentes, donde, en 2017, perdieron la vida 179 personas.

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, recordó que el municipio no tiene la potestad de cobrar multas, por ello envía las pruebas (videos y las placas) para que sea la Policía de Tránsito la que los sancione.

Sin embargo, al parecer en la institución verdeolivo aún no han emitido las sanciones económicas, solo ha desplazado efectivos en sus motos, para cuidar que no se dé el giro prohibido.

Hace dos semanas Ribera entregó, en manos propias, en un acto oficial, al ministro de Gobierno, Carlos Romero, el reglamento de la Ley Municipal 588, referente a los infractores viales.

“Al documento le agregamos una carta pidiendo iniciar reuniones técnicas con la Policía para ver este tema, por ello seguimos esperando que nos den fecha”, anotó Ribera. Aunque se intentó obtener la voz oficial del director de Tránsito, no fue posible.

En ese reglamento se habla de usar radares de velocidad y cámaras detectoras de infracciones.

Nuevo control

El 14 de junio, en la rotonda de la avenida Busch y segundo anillo se inició la vigilancia de los conductores que giran a la izquierda.

Por falta de información o porque desoyen las prohibiciones, el 17 de junio, en menos de un minuto se observó que tres motorizados doblaron desde el segundo anillo hacia la Busch; y también lo hicieron otros tres vehículos procedentes del tercer anillo y Busch, para ingresar al segundo anillo.

“El sistema ha salido efectivo. En el primer mes ha logrado reducir en 42% las infracciones que se cometían en el Cristo, que llegaban a 1.000 por día”, dijo Ribera.

Para el experto vial, Javier Mendívil, la norma se debe cumplir, pues es una infracción de tránsito.

“Si van a instalar las cámaras de fotomulta esta debería ser para aclarar los accidentes, no para acumular multas. Se debe debatir sobre este sistema para que no haya quejas”, sugirió Mendívil.

Ante el éxito, en las próximas semanas se extenderán a la rotonda de La Salle, así como se habilitará otros puestos móviles para vigilar, como las paradas de micros.

Tags