Si hay un hombre clave en la estructura de la selección nacional, ese es el volante central Leonel Justiniano. Tiene toda la confianza del DT Eduardo Villegas, que busca poblar el medio campo en torno al jugador de Bolívar, quien aseguró que la Verde está evolucionando y que la idea es demostrarlo el viernes en el debut de la Copa América ante Brasil (20:30 hb), el anfitrión y candidato a ganar el torneo.

“Los que estamos vamos captando la idea que quiere el entrenador, además los partidos amistosos que hemos disputado han servido bastante porque somos gente joven que quiere lo mejor para nuestro fútbol y la selección”, indicó Justiniano.

El mediocampista ha comenzado como titular en los últimos tres encuentros internacionales de Bolivia contra las mundialistas Corea del Sur, Japón y Francia. Con ese trajín en pruebas de alto nivel, Leonel considera que la Verde debe mostrar una evolución importante ante la Canarinha. Con 26 años, Justiniano ya lleva 18 encuentros con la Verde, entre duelos amistosos y oficiales.

Su debut en el combinado boliviano absoluto fue el 23 de marzo de 2017, en un encuentro que se perdió frente a Colombia por 1-0, por las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018. Ya pasaron más de dos años desde su estreno y ahora se encuentra más maduro y experimentado porque se consolidó en Bolívar, equipo con el que fue campeón del anterior torneo Apertura de la División Profesional.

Eso le valió para que Villegas lo considere desde que inició su proceso, a comienzos de este año. Hoy por hoy se ha convertido en un inamovible en el medio. Por eso es que contra Brasil su labor apunta a ser clave en la zona medular de la selección.

“Mi función en este caso, cuando se juega con dos volantes centrales, es destruir el juego rival y también crear; obviamente que Brasil tiene jugadores muy rápidos que cuesta marcar, por eso es que hay que estar despierto para evitar que puedan desarrollar su juego, y cuando se pueda darle salida a nuestro equipo”, dijo.

Justiniano conformará dupla en la contención con Fernando Saucedo, otro de los volantes de buen pie para crear y que además viene cumpliendo un trabajo de marca importante.

Con ese apoyo, Leonel tendrá la chance de desprenderse cuando la situación así lo requiera, pues tiene buen pase y disparo de media distancia.

Fue en realidad el jugador que inquietó en más ocasiones a la poderosa Francia. ¿Defender o atacar, primero? “De a poco, ambas cosas; sabemos el potencial que tiene Brasil de la mitad de cancha para arriba, así que debemos evitar que puedan crear ocasiones del gol, pero también hay que tratar de proponer, no solo de defendernos. Si agarramos confianza y Brasil nos da espacio podemos hacer daño”, indicó Leonel. La tarea que le encomendó Villegas exige marca y concentración.

Sobre la goleada que le endosó la Canarinha a Honduras por 7-0 en el último amistoso previo al debut en la Copa, Justiniano confesó que no los asustó para nada, pues para él, los encuentros de preparación no son igual que los oficiales. “Nosotros hicimos un  duelo con Francia y eso nos sirvió bastante porque son rivales con características similares (respecto a Brasil), con jugadores rápidos y ágiles, pero creo que vamos a hacer un gran partido”, apuntó.

El objetivo, según añadió Justiniano, es tratar de aguantar los primeros minutos en los que se debe estar muy concentrados para evitar un gol de Brasil, ya que es la única manera de desesperarlos, y si eso sucede buscar hacer daño siendo agresivos cuando se tenga el balón. Unos metros delante de él tendrá a Marcelo Martins, al que tiene la obligación de asistir para conseguir una sorpresa con la que se sueña.