Se contabilizaron 568 conflictos en todo el país durante 2014, según una recopilación de datos realizada por la Defensoría del Pueblo. Esa institución gestionó la resolución de 290 problemas, lo que representa un 48 por ciento. 
 
Los datos indican que los conflictos incluyen una "amplia gama de temas y actores, siendo los más complejos aquellos de alcance nacional, como los casos del conflicto de los cooperativistas por la aprobación de la Ley Minera, o el de los suboficiales y sargentos de las Fuerzas Armadas".

Se explica que la gran mayoría tuvieron un alcance local. Son los ejecutivos municipales, con 138 referencias que representa el 23 por ciento, los que aglutinan más demandas, seguidos del Gobierno nacional con 97 casos, un 14 por ciento.

Por departamento

En La Paz, se produjeron la mayoría de los conflictos sociales, llegando al 26 por ciento debido a que en este se encuentra la capital política y sede de Gobierno del país con sus diversas representaciones. Santa Cruz y Cochabamba le siguen. 

Al detalle se evidencia que en Santa Cruz se produjeron más conflictos, debido al crecimiento económico, poblacional y de demandas de servicios básicos en salud, educación y obras públicas, entre otros.

Por intensidad

Aquellos que escalaron en violencia y enfrentamientos y llegaron al nivel de crisis representan el 10 por ciento de los conflictos, lo que significa una situación violenta por semana. "Este dato preocupante muestra que todavía los sistemas y mecanismos de prevención del Estado", se afirma.  

Por tipo de demanda

La mayor parte de los conflictos se generan por demandas en servicios u obras públicas y por problemas laborales. Ambos significan el 24 por ciento y en conjunto hacen un 48 por ciento del total de registros de la Defensoría.

Le siguen con 70 referencias, que significa un 11 por ciento, los problemas de gobernabilidad referidos a las demandas crecientes de la población en los municipios y la poca capacidad de las alcaldías de dar respuesta.

Derechos vulnerados

Los derechos laborales son los más vulnerados con 131 menciones que representan el 23 por ciento en todo el país. En segundo lugar están los derechos referidos al nivel adecuado de vida con 82 menciones que representan el 14 por ciento.

Le siguen el derecho a la integridad, con 58 menciones que representan el 10 por ciento en casos vinculados a conflictos sociales que escalaron al nivel de Intensidad de Crisis. En cuarto lugar se encuentra el derecho al debido proceso que registra 56 menciones y representa el 10 por ciento.