Escucha esta nota aquí

La fiscal Litzy Torrico, que enfrenta un proceso por extorsión, fue destituida del cargo por el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero. Así lo informó ayer el fiscal del Distrito de Santa Cruz, Gómer Padilla.
Torrico se encuentra con arresto domiciliario, medida que le impuso el miércoles la jueza cautelar Albina Caballero, en una audiencia en la que Torrico fue acusada de haberle pedido $us 1.000 a un sujeto para no enviarlo preso por conducir en estado de ebriedad.

“En Sucre se emitió una resolución, que es la destitución, la cual hemos hecho conocer a la fiscal”, dijo Padilla, aludiendo a Torrico.

El fiscal de Distrito indicó que la orden de destitución fue el resultado de un proceso interno, que llevó adelante la autoridad sumariante del Distrito de Santa Cruz, del que fue informado el fiscal general, sobre denuncias de supuestas irregularidades en contra de Torrico.
De hecho, la abogada y exdiputada Jéssica Echeverría hizo pública ayer otra denuncia en contra de Torrico por el supuesto despojo de terreno a una mujer, por lo que exigió investigar las denuncias de corrupción en dicha institución.

Padilla dijo que su autoridad no respalda a los corruptos pero insistió en que hay fiscales probos que tienen todo su apoyo. “El Ministerio Público no solapa nada pero respalda el buen trabajo”, expresó.

Con respecto al fiscal de Puerto Suárez, Román Huayhua, que es procesado por conducción peligrosa, Gómer Padilla indicó que el caso está siendo investigado y elevará un informe sobre el particular a su superior. “Vamos a enviar un informe al fiscal general sobre la conducta de este fiscal”, anunció