El refuerzo estrella de la Juventus en esta temporada, Matthijs de Ligt, jugó este miércoles su segundo partido con la camiseta de la 'Vecchia Signora' en el amistoso contra el Inter de Milán. Marcó su primer gol, aunque no fue como lo soñó dado que fue en propia puerta.

Al minuto 10 del duelo, tras un tiro de esquina, el volante del Inter, Roberto Gagliardini, peinó el balón en el primer palo y De Ligt en un intento de rechace introdujo el balón en su propia portería. El arquero de la ‘Juve’ Wojciech Szczesny lo consoló tocándole la cabeza.