Hay una nueva generación de modelos que abogan por un cambio en la industria. Poco a poco, a escala mundial, vemos a las ‘curvy girls’ en las pasarelas y en sus propios concursos de belleza, y nuestro país no se quedó al margen.

En Bolivia, desde hace dos años, se elige a la Miss Plus Size en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, concurso que empezó el estilista Édgar García y que este año viajará a Oruro, Potosí y Pando.

Te presentamos a Claribel Cabrera y Tatiana Ibarra, miss y srta. Plus Size Santa Cruz 2019, dos mujeres de talla grande que no renunciaron a sus sueños.

TATIANA IBARRA MERCADO - PERITO CONTABLE
Tiene 32 años. Nació en Santa Cruz de la Sierra, pero se crió en Macharetí (Chuquisaca). Cuando tenía 20 años, su vida dio un gran giro al convertirse en madre de una niña, Carol Tatiana Clavijo (13), y luego siguieron Yeudiel Milagros (7) y Liam Moshe (5), a los que sacó adelante sin el apoyo de su pareja. Junto a sus pequeños decidió mudarse a Sucre y luego a Tarija en búsqueda de mejores oportunidades para su familia.
Después probó suerte en Santa Cruz, graduándose de Perito Contable de la Universidad Domingo Savio, pero las cosas no salieron como ella esperaba. Migró a Chile y allí trabajó como niñera y en una telecomunicadora, por un año, hasta que tuvo que retornar a tierra cruceña por la demanda de custodia del padre de sus hijos.
Lleva dos años en el país, desempleada. Hace poco, motivada por su primo Juan Carlos Ibarra, que considera un hermano, se animó a participar del Miss Plus Size. En las previas a la gala final fue la ganadora del miss Talento, por su habilidad para el baile. Le gustaría abrir una academia de zumba y de otros ritmos para ayudar a aumentar la seguridad de las personas con el baile. “Quiero ser una motivación para mis hijos, ellos tienen mi genética y quiero que crezcan sin complejos, que vean que los sueños se cumplen”, finalizó.