Blooming está conminado a pagar aproximadamente 30.000 dólares de multa porque el Tribunal de Disciplina Deportiva de la Federación Boliviana de Fútbol declaró probada la demanda que el club Wilstermann presentó por actos de discriminación y racismo contra el jugador brasileño, Sergio Henrique Francisco, más conocido como Serginho.

La historia de este fallo en contra de la academia cruceña data del pasado 17 de marzo, cuando el equipo aviador enfrentó a Blooming en el estadio Tahuichi por la fecha 13 del campeonato Apertura. En ese encuentro, Serginho dejó el campo de juego a los 85 minutos por los insultos que recibió de un sector de las graderías y lógicamente seguidores del cuadro celeste.

Tras la demanda del club rojo de Cochabamba, la dirigencia de Blooming también presentó una contrademanda contra el jugador por provocar e incitar a la violencia, lo cual ahondó el conflicto entre ambas instituciones.

Sobre el tema, Nelson Mauriel, vicepresidente de la academia cruceña, confirmó que el fallo es oficial y que tienen cinco días para cumplir con el pago del referido monto.